LA OVEJA LATXA

Nuestro rebaño está compuesto por unas 450 cabezas, todas ellas ovejas de raza latxa, de “cabeza roja”. Durante el invierno y la primavera pastan libremente por los prados contiguos al caserío, y son ordeñadas dos veces al día. Con la llegada del verano, cuando disminuye su producción lechera, dejamos de ordeñarlas y son conducidas a pastos de altura. Allí pasan el verano y buena parte del otoño, hasta su regreso ya entrado octubre a nuestra granja, cuando los primeros partos de las madres marca el inequívoco inicio de la nueva campaña.

La limpieza es uno de los factores esenciales en nuestra labor diaria, tanto en el ordeño como en el mantenimiento del establo, ya que esto repercute directamente en la calidad de la leche, nuestra materia prima fundamental.

Bixita erreserbatu